¡Es un niño y se llama SEO!

Cuando hasta hace unos pocos meses lo único que conocías de SEO se reducía a los malabares que realizabas para intentar colocar tu pequeño blog en otras páginas web, nunca uno se podía imaginar que este pequeño mundo fuese en realidad un universo tan grande.

Ser un SEO recién nacido es encontrarte de repente con todo un nuevo de posiblilidades en los buscadores webs, unas herramientas que hasta entonces utilizabas basicamente para buscar tus dudas y páginas web favoritas.
Ser un SEO recien nacido es descubrir como funcionan los buscadores web y enteder porque cuando buscamos cualquier idea en internet, ciertas páginas siempre aparecen al principio y otras quedan relegadas a las poco apreciadas, segundas y terceras páginas de Google.
Ser un SEO recien nacido es empezar a llamar Key Words a lo que antes sólo llamabas palabras, llamar artículo patrocinado a lo que antes llamabas post y llamar SERP a lo que antes era sólo la primera pagina de Google. Los anuncios amarillos ya nos son anuncios amarillos, ahora se llama SEM, y de repente, resulta que las páginas web tienen una calificación que se basa en parte en una pócima secreta que cocina Google en su caldero y favorece así el posicionamiento natural de tu web en el buscador.
Los links antes era sólo atajos que te llevaban de una información a otra que te podía ayudar a completar tu experiencia en un contenido, ahora los links los clasificas en diferentes tipos, los follow, que son los que merecen la pena, y los no follow, que apenas aportan a un SEO.
Ser un SEO es conseguir links en la red de redes, conseguir que páginas te nombren y te referencien. A algunos no les importa de donde vengan estos o como conseguirlos, lo único es sumar más a la cuenta. Otros intentan crear links de calidad, aportando contenidos útiles que se extiendan por la red.

Ser un SEO es en definitiva, mejorar el posicionamiento web de tu página, o sea, situarla en los primeros puestos de un buscador para poder generar mayor tráfico, haciendo llegar a la gente tu información antes que la de ningun otro.

Lo peor de todo, es llegar a este mundillo pensando que te introduces en algo de reciente creación en el que puedes subirte a la cresta de la ola, pero a las pocas horas, te percatas que el SEO ha permanecido mucho tiempo escondiendose de ti, y que te lleva mucha ventaja.
Es mucho lo que le queda por aprender a un SEO recien nacido, pero también es mucho lo que un SEO recien nacido quiere aportar a este universo que se encuentra en plena expansión.

CategoríasSEO